Seleccionar página

inmobiliarias murcia capital ajd bancaEl Consejo de Ministros ha aprobado el real decreto ley a fin de que sean los bancos los que paguen el impuesto de las hipotecas de ahora en adelante, tal como ha anunciado Pedro Sánchez.

Ha confirmado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el Gobierno ha cambiado el R. D. Legislativo 1/1993, de veinticuatro de septiembre, que regula el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, para especificar que va a ser “el prestamista el responsable de abonar el AJD cuando se trate de préstamos que incorporen una garantía hipotecaria”. Este nueve de noviembre se ha publicado el real decreto en el BOE y entra en acción un día después (sábado diez de noviembre), con lo que ya tiene plenos efectos en el mercado hipotecario en estos momentos.

Concretamente, se han cambiado los artículos veintinueve y cuarenta y cinco de la ley que regula el AJD, que se aprobó hace veinticinco años. Además de esto, se ha incluido una disposición por las que se modifica el artículo quince de la Ley sobre el Impuesto de Sociedades para establecer que el pago de este impuesto va a estar considerado como no deducible para las entidades financieras.

Esta iniciativa del Gobierno se genera una vez que el Pleno de la Sala III del Tribunal Supremo haya decidido esta semana modificar el criterio de una sentencia precedente y haya dictaminado que son los usuarios, y no los bancos, los encargados de hacer frente al llamado impuesto de las hipotecas. Una opinión contraria a la que la Sala III del Alto Tribunal expresó hace apenas 3 semanas, cuando su posición se encontraba del lado de los ciudadanos. De esta manera, la rapidez de esta modificación se justifica “por la confusión generada durante estos días y tras las modificaciones de criterio e interpretación de estas sentencias, como ha indicado la Ministra de Hacienda recientemente.

El Gobierno ha descartado la opción de suprimir este impuesto (que no existe en países como el Reino Unido o Alemania, y que es muy inferior en otros como Italia o Francia), por el hecho de que implican para las autonomías unos ingresos de aproximadamente dos mil millones de euros. En función de la comunidad autónoma donde nos encontremos, este impuesto supone entre un 0.5 % y un 1.5 % de la responsabilidad hipotecaria, cifra que es un cuarenta o cincuenta por ciento superior a la cantidad de hipoteca.

Seguridad jurídica, indispensable para los usuarios.

inmobiliarias en murcia banca ajdLos especialistas en el sector bancario mantienen que los sucesos que hemos vivido en las últimas semanas sobre el tributo que grava los préstamos hipotecarios son un caso de lo que no debe hacer un país, al suponer un síntoma claro de inseguridad jurídica.

Tanto usuarios como expertos dan por sentado que, de una manera u otra, el cliente del servicio terminará pagando el impuesto así sea directamente o de modo indirecto. Tras este cambio legislativo coinciden en que veremos muy pronto subidas en los diferenciales, a lo que habría que sumar el sobrecoste que va a aplicar la banca por la administración del mismo. En este sentido, y siendo un impuesto transferido a las comunidades autónomas y cuya aplicación no es homogénea, provocará que los ciudadanos tengan diferentes condiciones hipotecarias dependiendo de la comunidad en la que

radiquen.

hipoteca ajd inmobiliaria murcia

En un sistema hipotecario tan competitivo como el que vivimos en estos momentos, el mercado no puede aceptar este sobrecoste, con lo que terminará recayendo en el cliente mediante un aumento de costes al inicio de la hipoteca o mediante las condiciones o el diferencial. En este sentido, la ministra de Hacienda ha insistido que el Gobierno velará a fin de que no se repercuta en los compradores de vivienda y que va a crear una autoridad para defenderlos, si bien espera que la fuerte competencia que existe entre los bancos en materia hipotecaria acabe regulando el mercado.

Cambios, para futuras hipotecas.

Este real decreto ley solo se va a aplicar desde este momento, puesto que no tiene efectos retroactivos. De ahí que, quienes ya hayan firmado un préstamo con garantía hipotecaria no van a poder demandar la restitución de las cantidades pagadas en término de este impuesto.