Seleccionar página

inmobiliarias murcia alquiler¿Es posible solicitar de antemano más de un mes de fianza? ¿Puede el inquilino subarrendar la residencia o bien parte de ella? Muchas son las confusiones en torno a qué debe figurar precisamente en un contrato de alquiler, por esta razón repasamos los aspectos esenciales que deben figurar en un contrato, para de esta forma eludir cualquier incidente y la protección tanto de los derechos como las obligaciones de las dos partes.

Los aspectos básicos que debe incluir un contrato de alquiler.

El contrato de alquiler es el documento en el que se regula la relación establecido entre el inquilino y el dueño , con lo que es recomendable que se registre por escrito y que incluya por lo menos los datos de ambas partes, la duración del contrato, el valor de la renta y aquellos otros pactos que se consideren esenciales y son de libre elección y negociación entre ambas.

La Fianza en el alquiler de vivienda.

La fianza es una garantía equivalente a un mes de renta, que sirve para compensar las posibles averías y daños ocasionadas por el inquilino o bien para el pago de los suministros pendientes tras la finalización del contrato. Si no se ha producido ninguno de estos supuestos, el dueño tiene la obligación de la devolución del importe total de la fianza, salvo casos justificados.

Una vez extinguido el contrato el dueño dispone del plazo de un mes desde el momento en que el inquilino le entregue las llaves para devolver la fianza, puesto que si no deberá abonar el interés legal. Cabe aclarar que le dueño no puede solicitar de antemano más de un mes de fianza o bien usarla para el pago de una mensualidad.

El importe de la renta.

El importe de la renta puede negociarse y si no se afirma nada a este respecto, se debe abonar en los primeros 7 días de cada mes. En ningún caso el dueño va a poder demandar el pago adelantado de más de una mensualidad de renta.

Actualización de la renta.

La actualización de la renta conforme a la nueva LAU (Ley de Alquileres Urbanos) del año dos mil trece.En los contratos de alquiler siguientes a junio dos mil trece la LAU establece la libertad de acuerdo entre las partes en el momento de la actualización de la renta. Lo más habitual es que esta renta se actualice en función del IPC (índice de precios al consumo) por periodos anuales, pero admite cualquier tipo de acuerdo entre propietarios e inquilinos.

Duración del Contrato.

La duración depende del dueño y también inquilino. En este sentido, el dueño no puede obligar una permanencia mínima de un año, con la debida penalización. El artículo ciento doce LAU establece desde dos mil trece que el inquilino está en su derecho a acabar el contrato una vez pasados 6 meses. Si acaba de antemano, va a ser la ley la que fije la penalización.

 

Otros aspectos básicos que debe incluir un contrato de alquiler.

inmobiliaria murcia alquiler contratoReparto de los Gastos de la vivienda alquilada.

El pago de los gastos depende de las preferencias del dueño, de esta manera puede incluirlos en la renta total o bien, por otra parte, domiciliarlos a nombre del inquilino. Este último supuesto acostumbra a acontecer en los alquileres de residencias completas y de larga duración. Asimismo las dos partes puedes acordar este aspecto.

Reparaciones y Obras de Conservación de la Residencia.

Si hay que hacer pequeñas reparaciones por el empleo normal de la residencia, las debe abonar el inquilino, al tiempo que aquellas que sea precisas para preservar la residencia son de cuenta del dueño, a menos que las hubiese ocasionado el inquilino.

Realquiler o Cesión Inconsentidas.

Por ley puede existir un realquilo siempre que se genere bajo el permiso del dueño, en caso contrario puede acarrear una terminación inmediata del contrato.

Extinción del Contrato por Incumplimento de Obligaciones.

El contrato se puede extinguir por incumplimiento de obligaciones tanto del inquilino como del dueño.

Por parte del inquilino:

  • Falta de pago de la renta o bien de otras cantidades establecidas en el contrato
  • Falta de pago de la fianza o bien de su actualización.
  • Realquilo o bien cesión no permitidos.
  • Realización de daños de forma intencionada o bien de obras no permitidas.
  • Realización de actividades molestas, perjudiciales, dañinas, peligrosas o bien ilegales
  • Destinar la residencia a otro empleo que no sea la vivienda.
  • Causa de incumplimiento por la parte del dueño.

 

Por parte del arrendador: la no realización de las reparaciones precisas para preservar la residencia en estupendas condiciones y la realización de alteraciones en la utilización de la residencia.

Cláusulas ilegales:

  • Retención de la fianza.
  • Impedir la prórroga del contrato.
  • Acceso al piso por la parte del dueño sin aviso previo al inquilino.
  • El inquilino paga el cien por ciento de las averías.
  • Solicitar por adelantado más de una mensualidad.
  • Alterar la fianza o bien la renta fuera del marco normativo

Al realizar un arrendamiento ya sea como propietario o como inquilino un contrato amoldado a la situación del alquiler sirve como garantía frente a posibles disconformidades y la protección de los derechos y obligaciones de ambas partes. En Inmobiliaria Murcia podemos ayudarte a alquiler una vivienda en Murcia y a preparar o revisar todos los documentos necesarios para un alquiler sin sobresaltos.